domingo, 7 de agosto de 2011

Cambios,

Ya la vida no era la misma, se sentía en el aire un olor a descontento. Mis manos empuñadas de ira manchaban la pared del vecino, y eran las primeras marcas de que la vida había cambiado.
Lo noté cuando salí de casa a dejar tus ropas a la basura, pero frente al contenedor mi llanto no me permitió tirar tu esencia, lo único que me queda.
Y esa idea maldita de recordar los buenos momentos están impregnadas en tus cosas.
Resultaría más fácil ver detalladamente mis memorias, ver tus errores, lamentarme y odiarte, porque así sería más fácil cerrar el ciclo, odiándote sería mas fácil deshacerme de tu recuerdo, torturándome con los vagos momentos en que lloré por ti, la amargura de vivir contigo. Aquel es el verdadero consuelo, el verdadero proceso que debo superar para dejarte atrás... pero Lucía yo te sigo amando... hoy más que nunca, porque vives en un recuerdo inmortal, una idealización tonta que he creado para protegerte del olvido.

7 comentarios:

  1. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Vale, vale. No idealicemos. Pero tampoco olvidemos. ¿De qué sirve eso?

    ¡Besazo, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Por que el recuerdo da;a
    El idealismo mata
    & el olvido solo te ayuda
    a empeorar las cosas!

    Lindas palabras de un dia
    algo gris.

    Suertee & animo damita
    qe hay un sol afuera :D

    ResponderEliminar
  4. La tortura se desvanecerá cuando aceptemos la cruda realidad...

    ResponderEliminar
  5. Sobretodo el problemón de la idealización. Comprendo esa parte... pero, ¿el olvido? Eso tampoco soluciona nada.

    Pasará. Paulatinamente dejará de doler.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Jazmín, regreso ligero de equipaje a tu hermosa casa, aquí me quedo, gracias por tanta belleza, pasa buen día, besos efímeros...

    ResponderEliminar
  7. Inventamos virtudes donde no las hay, en lugar de aceptar a la otra persona con sus deficiencias y fortalezas; en la convivencia se descubre todo el rol actancial de las relaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar