sábado, 28 de agosto de 2010

No sigas...

¿Te digo la verdad?
Siempre he sido así, siempre he vivido con el miedo, y parece ridículo...
Me asusta el que golpees mi puerta, aparezcas con un chocolate y me hables por largas horas, me asusta que te preocupes por mi, que trates de sacarme de aquí, que llegues en el momento preciso, cuando necesito compañía.
Me asusta que alguien muestre interés por mi y no poder corresponderle.

Creo que todo se resume a lo último.
No lo intentes, no sigas intentando, por que no funcionará a menos que quieras conformarte con algo tan poco, con verme de cerca, ver como lloro, como río, como sufro y como soy feliz, es algo que te causará mil dolores, por eso ya no lo intentes, please.

4 comentarios:

  1. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hmm, qué difícil tener que decir esas palabras.
    No todos quieren enfrentarse a la verdad.

    ¿Es posible sostener una parodia por siempre?

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Xq alejar a alguien que se preocupa x uno?...
    No lo entiendo...

    ResponderEliminar
  4. pequeña, mejor que cambies tu manera de ver las cosas.es precioso que alguien se preocupe por ti,por todo lo que te pase, que quiera protegerte. no tienes que tener miedo a que te cuiden.

    por cierto, precioso blog el tuyo ;)

    un besito!!

    ResponderEliminar