jueves, 29 de octubre de 2009

Se me olvidó.

Suspiré cuando se declaró.
Suspiré cuando me dio mi primer beso.
Suspiré cuando me abrazó.

Ultimamente, he olvidado cuando suspirar.

Suspiro cuando me siento cansada.
Suspiro cuando termino un trabajo.
Suspiro cuando descanso.

Me gustaba más, suspirar por ti.

domingo, 18 de octubre de 2009

18 de cada mes.

Me horroriza perder la cordura y caer en la melancolía en la que probablemente este cayendo de apoco, pero hasta el momento puedo considerarme cuerda y real, mi conciencia no está mal por que aún en esta ciudad poco amigable puedo saber los errores que he cometido en mi corta existencia y en los métodos que debo hacer para solucionarlos.
Me horroriza quedarme sola en un país poco amigable con personas tan iguales que disfrutan el encantador desliz de lo mundano y aún así me encuentro satisfecha y no conformista por pasear por estas nauseabundas calles que me sacan más de un risa y por otro lado me asfixia haciendome caer en un transe de desesperación y es donde nuevamente como todos los 18 de cada mes, caigo en mi crisis existencial que como pequeño ladrón o las "travesuras" de cisarro, me roban mi aliento y más de una lágrima, dejandome vacía con un pequeño hueco que intento llenar día día hasta el próximo 18 de cada mes.

sábado, 17 de octubre de 2009

Fotografías.

Ultimamente fotografió varias cosas...


Pero deje de fotografiar momentos.
·
De fotografiar a mis amigos...


y sobre todo... a mí.

martes, 13 de octubre de 2009

Diario, cuaderno, como sea.

Siempre me he preguntado cuando deje de escribir tan comúnmente como lo hacía antes, de la noche a la mañana las palabras no me salen tan fluidas, mi imaginación se eleva por montones, pero luego me olvido y no las logro escribir.

Es por eso que me compré un cuaderno, uno rojo, no es un diario de vida, pero me sirve para desahogarme.

Siempre lo llevo conmigo, a donde valla el está ahí, dispuesto a ser manchado y garabateado, así las ideas que tengo, las escribo al momento; buena solución para no olvidar las cosas.

¿Has intentado algo así?

Créeme, es mejor que escribir en el computador.

martes, 6 de octubre de 2009

Ice Cream

Bajó la mirada para ver sus pies avanzar.
- No puede ser... - dijo alarmada mientras su amigo corría la vista preocupado.
- ¿Que sucede? - pregunta inquieto intentando descifrar el código de la pequeña.
- Tengo una mancha en mi zapatilla... mira - apunta a su pies y a la pequeña mancha de helado.
- No sé por que aún me sorprendo... debes aprender a comer helado, mira de esta forma - Mientras le enseñaba a comer helado a la niña, ella lo observaba como alguien observa a su tutor para aprender algo nuevo, aunque esto fuese anormal.
- Él come de una manera diferente - esta ves alguien caminaba en dirección contraria, un hombre ya mayor que disfrutaba un helado igual que ellos. - Se ve más rápido de esa manera... lo haré como el... - y así fue como abrió su boca lo mas grande que pudo, imitando a la perfección al mayor que había visto...
- Nana! así... no... - dijo mientras veía a la niña quien ya se había tragado todo el helado.
- ¿Aún no terminas? eres lento, yo ya termine y eso que es la primera ves que como helado.